CAVE CANEM

El término 'Cave canem' que hoy traduciríamos con un exhortativo o amenazador "Cuidado con el perro" retoma las inscripciones que se encontraba grabadas sobre mosaicos a la entrada de algunas primitivas casas romanas, en que aparecía la figura de un perro atado con una cadena enseñando los dientes y dispuesto a lanzarse al ataque de su presa.

La serie 'Cave canem' trascurre en un orbe donde el animal no es simplemente una inscripción intimidante, una bestia amaestrada, ni siquiera un utensilio viviente, sino un ser que manifiesta en mayor o menor grado, la misma agresividad, necesidad de compañía o incluso el poder de sometimiento que ejerce y expone cualquier ser humano.

El perro y la persona, lo humano y lo animal están en el mismo nivel, lo que implica, no que el reino animal es elevado a lo humano, sino que lo humano es solamente considerado desde el punto de vista de su estricta animalidad.

'Cave Canem' habla sobre el resentimiento humano con el paso del tiempo hacia los humanos y la desvalorización de nuestra especie, tornando la figura circense de la bestia, a un igual entre nosotros. Burlando así, con la presencia probablemente de el último humano y el último perro en la tierra, la poca importancia en los roles y en el modo de coexistir.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

'CAVE CANEM' esta formado por 8 obras. A continuación diversas muestras